Ya no habrá ausencias

28 octubre 2017

  Hoy me he levantado con la piel erizada, el corazón bombeándome con fuerza, las emociones a punto de desbordarse por mis mejillas. Hoy cumplo un año más de vida, celebro poder estar aquí para compartirlo. Pero… ¿con quién? Me invade la melancolía, retazos de momentos que he vivido con aquellos a los que quería, festejando la vida, mi vida. ¿Cuánto hace que no suenan esos ecos de alegría? ¿Cuánto hace que, en la habitación, tan sólo se escucha mi respiración, los susurros de mi corazón?


  Hay días en los que pesan las ausencias de aquellos que no están, y de aquellos que decidieron irse sin más, sin explicación. Quizás sean esas las partidas que más escuecen, las que se alejaron sin decir adiós, quitándole importancia a todo lo que habíamos vivido y compartido juntos. Hoy, solo yo celebro mi vida, no hay nadie que pueda acompañarme, nadie que quiera hacerlo. La soledad de esta oscura habitación comienza a aplastarme y, por un momento, me flaquean las fuerzas, dudo si podré seguir adelante, si mi coraje está dispuesto a enfrentar las batallas que quedan por librar.

  Los días como hoy han de ser importantes para cualquiera, deberían serlo. No importa si le acompaña una gran fiesta, o se prefiere un día más austero. Lo bello es celebrarlo, vivir el momento, agradecer que estamos aquí y tenemos la oportunidad de ver el mundo, de disfrutarlo, de sentirlo. Otro año más. Otra nueva aventura. Y sienta bien que alguien lo comparta contigo, que se acuerde de que estás aquí, que agradezca poder disfrutar de tu existencia, de contemplar tu camino. Hace ya tiempo que yo misma soy mi única compañera, que este día cae en el olvido de aquellos que, alguna vez, permanecieron conmigo.

  Pero no importa, mientras quede yo, al menos, para festejar mi día, para compartirlo conmigo misma. Yo seré mi propio eco de alegría, mi propia celebración. Al fin y al cabo, hay ausencias que duelen, que no se comprenden, pero que debemos aprender a dejar marchar. Hay resquicios de magia que poder apreciar en soledad, momentos que ahora sentimos vacíos, pero tan solo son espacios que se preparan para quienes están por llegar, dispuestos a impregnarnos con su presencia.

Me miro al espejo, veo esa sonrisa color carmín mientras me ajusto el vestido de lentejuelas. Suspiro, y me adentro en el salón, donde un apetecible pastel me invita a probarlo desde la mesa, junto a otros aperitivos de variedad diversa. Algunos globos y confetis adornan la estancia. Una botella de champán se enfría en la cubitera, deseosa de brindar. Tomo asiento, enciendo la vela, y miro al mi alrededor, llenando la habitación vacía con mi esencia. “Feliz cumpleaños” -susurra mi corazón. Cierro los ojos, elevo la voz para pedir el mismo deseo, y apago la llama. Mi interior estalla en vítores, mientras las burbujas del champán de derraman por el lomo de la botella. Alzo la copa y brindo, aplaudiendo mi vida. Comienza un nuevo año. una nueva aventura. Quizás, esta vez, ya no haya ausencias que duelan.




picasion.com

15 comentarios:

  1. ¡Hola, Aura! ^^

    Qué decir que no te haya dicho ya en tus anteriores relatos. Me encanta cómo escribes. De verdad, tus palabras siempre consiguen atraparme. De hecho, este relato en concreto me parece desgarrador. Tan desgarrador como desolador pero, a la vez, cargado de esperanza. Porque a veces hay que saber estar sola, saber estar solo, porque siempre va a haber alguien a quién echar de menos. A fin de cuentas, es ley de vida que haya personas que nos decepcionen una y otra vez, ¿no crees? Esas personas que se van sin ningún motivo más que sus propias prisas por alejarse y... joder, cómo duele eso.
    La esperanza, la luz que desprende tu relato... me encanta. Me encanta ese canto a la vida que se desprende de tus palabras. Porque la prosa melancólica es mi debilidad, pero si además se desprenden ideas de las que vale la pena tomar buena cuenta... Una joya, Aura. Una verdadera joya.
    Espero muchísimos relatos más. Sí, sí, de esos que hagan que sonría mientras los leo :)
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Por fin leo un post nuevo!!
    Y la verdad es que me ha encantado :)) Me encanta leer pequeños relatos y este ha llegado a mi corazoncito. ¡Escribes muy bien!
    Me ha encantado guapa.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  3. No puedo enseñártelo pero mira, la piel de gallina. Me han entrado ganas hasta de llorar. A pesar de que debe ser un texto que acepta la soledad que a veces sentimos, se me antoja un poco triste. Quizás es por el recuerdo de las personas que, como bien dices, se marchan de nuestra vida sin saber muy bien por qué. El no tener esa razón nos duele más que si se marchan con una excusa. Porque, al fin y al cabo, solo deseamos saber por qué se fue, si fue por nuestra culpa o no.

    Por otro lado, los cumpleaños siempre son para celebrarlo, son días felices porque estamos otro año más, otro año que pasamos. Y no hay mejor compañía que la de uno mismo porque, al final, eres la única persona que estará a tu lado durante el resto de tu vida. Puedes defraudarte, puedes odiarte pero siempre serás tú la que se levante por sí misma y vuelva a las andadas.

    Creo que es un texto esperanzador pero de estos que te rompen el alma, de los que te entran frío mientras lo lees, de los que dices: jope, después de esto necesito un abrazo. Como siempre, me ha encantado. Por favor, sigue así porque lo vales.

    PD: con respecto a aquel comentario que me hiciste hace mil en el relato ese del ángel: posiblemente haya continuación pero aún no es seguro.

    Un abrazo!
    Lidia

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola bonica! Yo si quiero celebrar tu vida contigo, desde la distancia y a través de la pantalla, sí, pero contigo. Una vez más tengo que decirte que me encanta todo lo que eres capaz de transmitir a través de las palabras, en serio, creo que no me cansaría de leer tus pensamientos. Cuando pierdes a gente duele. Cuando por diferencias deciden irse de tu lado, duele. Pero no es comparable a cuando se van sin más. Sin motivo aparente. Simplemente un día te das cuenta de que esas personas que siempre estaban y para las que siempre tenías tiempo, se han esfumado. Sin discusiones, sin motivos, sin razón. Eso es muy jodido. Porque no paras de preguntarte que habrás echo mal. Y la mayor parte de las veces, aunque sabes que no es tu culpa, es tu cabeza la que da vueltas a todo. No la suya.
    Pero al final, aunque duela, siempre quedas tú. Tú nunca te fallas en esos días en los que merece la pena festejar la vida. Así que quiérete mucho y bien. Quiérete fuerte y para siempre.

    Un besazo y nos leemos. ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola Aura,
    Coincido con lo dicho por Carme, el relato resulta desolador y solitario pero al mismo tiempo transmite que nosotros mismos somos quienes de verdad tenemos que estar ahí para uqe todo salga bien o al menos con eso me quedo e interpreto yo. La gente viene y va, pero siempre quedas tú.Yo misma pesanab durante mi cumpleaños (hace una seman justa jij) parecido a este tema, aquí, perdida de la mano de dios sin nadie para compartirlo, a pesar de que no me gusten los cumpleaños siempre se echa en falta alguien pero beh! Quedémonos con otras cosas :)
    Besos!!

    besotes!

    ResponderEliminar
  6. hola hermosa! siéntete acompañado con esta buha que se ha emocionado y es un poco llorona, y te comparte con el corazón en las puntas de las alas para entregártelo, gracias por el relato! saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Me ha encantado este pequeño relato, he sentido diversas cosas en él. Me gusta mucho tu escritura.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola, preciosa.
    Me ha gustado mucho tu texto y, de hecho, me siento muy identificada contigo.
    Yo he perdido a mucha gente de mi entorno que creía que eran mis amigos de verdad, de sinceridad. Pero, resulta, que no lo eran. Estaba rodeada de amigos que me daban un abrazo delante mío y, por las espaldas, me apuñalaban sin piedad.
    Mucho ánimo en estos días pero, recuerda, a veces es mejor la soledad de uno mismo que compañía indeseada.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  9. ¡Genial!
    Yo también participo en la iniciativa Seamos seguidores y ya te sigo.
    Saludos desde annie's place

    Nos estamos leyendo

    -annie

    ResponderEliminar
  10. Hola, yo participo de la iniciativa "Seamos seguidores" que consiste en seguirnos mutuamente. Yo ya te estoy siguiendo :)
    Me gustaría que me siguieras también :) el link de mi blog es --> https://gladysysuslibros.blogspot.com.ar
    Espero te unas a la iniciativa, para saber más sobre esta pincha en la imagen "Seamos seguidores" a la izquierda de mi blog.
    ¡¡Saludos!! :)

    ResponderEliminar
  11. ¡Huooola!
    Es precioso lo que has escrito... en serio.
    Me he sentido muy identificada la verdad. Ya que muchxs amigxs y yo nos hemos ido distanciando con el tiempo, y ya no celebramos cualquier celebración, entre ellos los cumpleaños como lo hacíamos antes... y mis mejores amigxs no son de donde yo soy, osea que imagínate.
    Estos últimos años he celebrado mi cumpleaños con unos pocos miembros de mi familia, pero me da que a partir de este año va a ser como dices en el texto. Y según iba leyendo, me he percatado de que a veces, te da más felicidad tu a ti mismo, y no otros. No sé, si me explico, pero bueno jaja.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! :),
    Vengo de la iniciativa "Seamos Seguidores", solo quería avisarte de que acabo de seguir tu blog jeje, espero que me sigas también devuelta ^^.

    ¡Un abrazo y nos leemos!.

    ResponderEliminar
  13. Hola!
    Acabo de descubrir tu blog por la iniciativa Seamos seguidores. Ya te sigo y te estaré leyendo :)
    Te dejo el link del mío y te animo a que te pases: https://heaveninbooks.blogspot.com.es
    Un besito.

    ResponderEliminar
  14. ¿Eso lo has escrito tú? que ha sido súper bonito es la primera vez que leo una de tus entradas de este tipo y he quedad maravillada, que bonito escribes <3

    ResponderEliminar
  15. El segundo párrafo me ha pegado muchisimo, me encantan estas entrada y escribes precioso <3

    ResponderEliminar